Blog> Picotazos de realidad> Charlie Hebdo, el ansia de controversia

Crítica a la publicación de Charlie Hebdo

No pierdo la fe en la inteligencia del ser humano, sino que incido en la facilidad de quebrantar los propios principios de quiénes, aún llamándose liberares, ante la necesidad de crear controversia no son más que mentes seculares. Es una tristeza que de las infinitas creaciones del ser humano, fruto de la sátira o la ironía, lo único que se le ocurra o, más grave, lo mejor que se le revele a la redacción de Charlie Hebdo para hablar del mundial de fútbol femenino sea un coño.

Un coño, sí. Sin depilar además, igual eso les hizo creer que estaban siendo súper transgresores y revolucionarios. Igual hasta se llamaron feministas así mismos. Pasa mucho esta clase de tergiversación semántica. Feministas somos todas aquellas personas que defendemos la igualdad de hombres y mujeres, quien se posicione fuera de ahí que se busque otro nombre para definirse y que no se apropie del nuestro. Que las mujeres y los hombres no somos iguales, estrictamente, es una realidad, tampoco dentro del mismo género lo somos.

*

La diferencia más clara es nuestra biología. Entonces, acostumbrados a escribir sobre fútbol masculino y al ver que en el femenino también usan un balón y se lo pasan las unas a las otras, ¿cuándo les toca abordar este evento lo que piensan es en un coño? ¿Para diferenciarlos? ¿Es necesario? Es fútbol. La distinción misma ya la marca el decir si es femenino o masculino. Me resulta absurdo. La prensa sirve para informar y Charlie Hebdo se ve que cree conveniente hacernos conscientes de que las mujeres futbolistas, al contrario que los hombres que se dedican a este oficio, tienen coño. Claro, era fundamental, la humanidad estaba sumida en un negrura de ignorancia ante este hecho.

No voy a entrar en la polémica de si el uso de ese material explícito es correcto o no porque creo que aquí cada uno se va a dedicar únicamente a defender su posición, pero si en algo podemos ponernos de acuerdo es en la funcionalidad de la prensa. Yo no creo que Charle Hebdo haya hecho bien su labor como medio de comunicación. Así que mi mensaje para los creadores de la publicación del viernes 14 es el siguiente: si consideráis que lo que habéis hecho es elaborar una noticia, espero ver falos en todas las que hablen de hombres, por favor. La humanidad necesita también saber que los hombres tienen pene.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *