Diosa es un poema que trata de un bloqueo a la soberbia del hombre. Así, la mujer se antepone y se vuelve solo alcanzable para él en sus sueños.

Soy la diosa que se te aparece en sueños,

aquella que deseas pero le tienes miedo,

la que se ríe de tu exceso de testosterona 

y a la que entre suspiros le sueltas un te quiero.

 

Tú sigue viviendo en tu mundo astral,

yo, mientras tanto,

a algún príncipe en rana volveré a transformar,

pero no te demores

porque quizás para entonces ya no eche la vista atrás,

y lo que un día fue tu sueño,

nunca será realidad.  


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *