BlogReseñas> El club de la buena estrella> Contexto histórico. Análisis de contenido. 

Análisis de la obra cinematográfica. Alerta de spoiler.

Contexto histórico

La llegada de inmigrantes chinos comenzó en 1820 a causa de la fiebre del oro de California, de acuerdo a los registros del gobierno de los Estados Unidos (fig.1). Para 1852 ya había 25.000 inmigrantes y 105465 en 1880. El 77% se asentó en California, donde trabajaban como obreros en la construcción del ferrocarril transcontinental y en las minas. Mientras, los demás se repartieron por el resto de la costa oeste, el sur, y Nueva Inglaterra. 

El puerto de San Francisco se convirtió en la principal puerta de entrada a los inmigrantes chinos desde 1850 hasta 1900. En 1873, una crisis económica originada en los bancos provocó que el 14% de la nación quedara desempleada. Como los chinos eran mano de obra barata, se creó la Chinese Benevolent Association que permitió que estos obtuvieran los pocos empleos disponibles, generando una ola de xenofobia protagonizada por gran parte del pueblo americano.

.

Debido a ello y a otros problemas sociales, se les prohibió emigrar hacia Estados Unidos entre 1885 y 1943, cuando la Ley de Exclusión China (Chinese Exclusion Act) fue decretada. No obstante, la primera ley federal fue aprobada en 1882 por el Congreso de los Estados Unidos. Se limitaba el número de chinos que podía emigrar, se establecían cupos por ciudad y se prohibía el asentamiento de las mujeres. Aquellos que llegaban a San Francisco eran sometidos a cruentos interrogatorios que se prolongaban durante meses y en muchas ocasiones terminaban con su deportación a China. 

La derogación, gracias al apoyo de China ante Japón en la Segunda Guerra Mundial, de la Ley de Exclusión China en 1943 no tuvo efectos reales hasta 1965. De todas formas, cuando la War Brides Act permitió en los años cincuenta que los veteranos chinos de origen estadounidense pudieran emigrar a EE.UU junto a sus familias se produjo el apogeo de la inmigración procedente de Hong Kong que duró hasta los años ochenta.

El club de la buena estrella (The Joy Luck Club) (I), El club de la buena estrella, The Joy Luck Club, película, análisis narrativo, relaciones afectivas, madre, hija, abuela, pasado, China, América, historia, cultura,
Figura 1. Imágenes del barrio chino de San Francisco en los años 40 a la izquierda y de una familia de inmigrantes a la derecha.

Análisis de contenido

La película aborda el problema que surge por la convivencia y confrontación de dos tipos de cultura muy diferentes: la china y la americana. Los valores y las tradiciones presentadas en las madres se mostrarán diametralmente opuestas a las profesadas por sus hijas. Sin embargo, el pasado de las progenitores y los orígenes chinos de las cuatro jóvenes terminarán por confluir en una clara crisis de identidad en cada una de ellas. Se trata de un filme feminista donde se manifiestan las conductas machistas de una sociedad oriental y las consecuencias de estas en la psique de las protagonistas.

*

A medida que la narrativa avanza, vamos conociéndolas comprendiendo sus acciones, sintiendo sus penas y aceptando que el pasado, lejos de quedar atrás en el tiempo, conforma su presente y futuro. Se trata de la concepción china del tiempo que, al contrario que en Occidente donde lo percibimos como algo lineal, es aprehendida en un sentido cíclico. Así, en lugar de concebirlo como una sucesión de hechos direccionales, pasado, presente y futuro convergen en un mismo momento.

**

De forma simultánea podemos ver cómo la historia se repite a lo largo de las tres generaciones (abuela, madre e hija). A lo largo del largometraje vemos numerosos ejemplos de ello, haciéndose totalmente explícito al final cuando una de las jóvenes utiliza la historia de su abuela para referirse a ella misma. Más adelante se expondrá con mayor detenimiento, pero primero analicemos una por una las historias madre-hija.

Suyuan Woo - June

La película comienza con June llegando a una celebración en la que están presentes todas las protagonistas, a excepción de Suyuan Woo que hace poco ha fallecido. Las cuatro progenitoras se habían conocido en América, donde fundaron El Club de la Buena Estrella. Entre ellas se fue creando una estrecha relación a través de las partidas de mahjong. Ahora que su madre no está, se espera que June ocupe su lugar (fig.2). Mediante esta experiencia, la joven va recordando su pasado y la compleja relación que mantenía con su madre.

Desde pequeña, se vio implicada en el vicioso juego de la competencia iniciada entre esta y Lindo Jong -otra de las mujeres a las que se hace referencia con el atributo de tía dados los fuertes vínculos emocionales que las unen- que se traducía en una rivalidad agotadora entre ella y Waverley -hija de Lindo-. Las clases de piano de su infancia trataban de ser un intento de su madre por conseguir que destacase en algo (fig.3). Sin embargo, pese al talento de la joven, la presión supuso que constantemente se equivocara y terminara odiando la actividad.

.

Realmente ella muestra desde el inicio una indiferencia ante el hecho de llegar a ser exitosa, solo quiere disfrutar de su condición de niña, algo que su madre no acaba de comprender y tacha de actitud inmadura y poco respetuosa para con su familia. A medida que va creciendo y se convierte en adulta, los vestigios del pasado la siguen atormentando. Se siente menospreciada, pero en lugar de mostrar una actitud diferente también ella acaba aceptando la idea de que todo lo que haga está destinado al fracaso. Sin embargo, cuando el problema sale a relucir inevitablemente, su madre, ahora consciente del daño que le ha causado aún sin haberlo pretendido, le explica que lo único que deseaba era lo mejor para su hija.

Este anhelo bien intencionado resultó truncado por un asunto que se presenta en las cuatro familias: la falta de comunicación; así, sus esperanzas eran recibidas por June como otra decepción más a protagonizar. Al no poder darle a su madre algo que no formaba parte de ella, cada meta la sentía como una decepción, generando en su interior un dolor dañino. No importa lo que tú desees que sea porque nunca seré más de lo que soy, le dice June. Ambas creen no ser comprendidas la una por la otra y, efectivamente, así era.

El club de la buena estrella (The Joy Luck Club) (I), El club de la buena estrella, The Joy Luck Club, película, análisis narrativo, relaciones afectivas, madre, hija, abuela, pasado, China, América, historia, cultura,
Figura 2. June y sus tías jugando al mahjong.
El club de la buena estrella (The Joy Luck Club) (I), El club de la buena estrella, The Joy Luck Club, película, análisis narrativo, relaciones afectivas, madre, hija, abuela, pasado, China, América, historia, cultura,
Figura 3. June tocando el piano por obligación de su madre.

.

Cuando conocemos la historia de Suyuan Woo comprendemos que, en el momento en el que su hija la hacer ser consciente de cómo se ha sentido ella debido a sus acciones, ambas han pasado por lo mismo. June también experimentará una anagnórisis al escuchar en boca de su padre la verdadera vida que tuvo su madre. Tanto para ella como para nosotros, se nos hace imposible no entender el origen de decisiones. Madre e hija nunca han buscado el bien propio sino el de los demás y esta abnegación que puede asociarse a una carencia de aptitud u ambición es, en realidad, la máxima escenificación de ellas.

Escuchamos entonces las palabras que su madre le dirige: Waverley cogió el cangrejo de mejor calidad y tú el peor porque tu corazón es de mejor calidad. Tú tienes un estilo que nadie ha podido enseñarte, hay que nacer con él. Te entiendo. Al oírlo, June no solo se reconoce así misma sino también a su madre, y es con el gesto de levantar la mirada baja de esta cuando, tácitamente, le dice: yo también te entiendo. Te entiendo. Por fin ambas pueden aceptar a la persona que son (fig.4).

.

Mediante June descubrimos que su madre cuando aún vivía en China y estaba casada con otro hombre, había tenido dos gemelas a las que perdió durante uno de los viajes ocasionados por la ocupación japonesa. Sin embargo, es gracias al padre que conocemos la historia al completo. Suyuan Woo estaba muy enferma de disentería en una época en la que no había ni médicos ni medicamentos y, es por eso, que en un momento determinado del trayecto, cuando sabe que va a morir, decide abandonar a sus hijas debajo de la copa de un árbol.

Dadas las numerosas supersticiones chinas, temía que si moría a su lado nadie las fuera a ayudar, pues pensarían que solo traerían mala suerte. Es por eso que antes de alejarse se despide de ellas dejando una nota para quien se las encontrase, en la que pedía que las llevaran junto a su padre en Chongqing, y todas las posesiones que tenía como recompensa (fig.5).

.

Creía que iba a morir, y así habría sido de no ser por unos hombres que la encontraron desfallecida y la llevaron al hospital. Cuando despertó y fue consciente de que seguía viva y había abandonado a sus hijas, deseó morir, pues aún viva había perdido todo lo que le importaba. Poco antes de que Suyuan Woo muera, averigua que las gemelas siguen con vida en China. Ellas no saben que ha fallecido y, será June, quien se lo dirá cuando vaya a su encuentro. Al principio de la película la joven relata un cuento que le contaba su madre sobre un cisne.

Ella siempre pensó que era ficticio, pero, hacia el final, su padre le entrega la pluma de la que hablaba la historia. Ahora entiende que es real y que su deber es entregársela a sus hermanas, pues será con este gesto como logrará devolverles a la madre que perdieron (fig.6).

El club de la buena estrella (The Joy Luck Club) (I), El club de la buena estrella, The Joy Luck Club, película, análisis narrativo, relaciones afectivas, madre, hija, abuela, pasado, China, América, historia, cultura,
Figura 4. Madre e hija se aceptan la una a la otra y a ellas mismas.

La anciana recordaba un cisne que había comprado hacía muchos años en Shanghai por una cantidad ridícula. Esta ave -alardeó el vendedor-, fue una vez un pato, pero estiró el cuello con la esperanza de convertirse en un ganso y ahora mire, es demasiado hermoso para comérselo. Más tarde, la mujer y el cisne navegaron a través del océano muchos miles de millas con la vista puesta en América. Durante el viaje le dijo al cisne: en América tendré una hija igual que yo, pero allí nadie le dirá que su valor se mide por la sonoridad de los eructos de su marido. 

Allí, nadie la despreciará porque yo haré que hable el idioma de ellos a la perfección. Allí estará suficientemente satisfecha y podrá soportar cualquier pesar. Ella me entenderá porque yo le regalaré este cisne, una criatura que se ha convertido en más de lo que se esperaba de ella. Pero cuando llegó al nuevo país, los agentes de inmigración le arrebataron el cisne y dejaron a la mujer ondeando los brazos y con solo una pluma de cisne para recordarlo. 

Durante mucho tiempo, la mujer deseó darle a su hija esa única pluma de cisne y decirle: esta pluma tal vez parezca carente de valor, pero ha venido de muy lejos y lleva consigo todas mis buenas intenciones.

El club de la buena estrella (The Joy Luck Club) (I), El club de la buena estrella, The Joy Luck Club, película, análisis narrativo, relaciones afectivas, madre, hija, abuela, pasado, China, América, historia, cultura,
Figura 5. Fotogramas del viaje de Suyuan Woo cuando abandona a sus bebés.
El club de la buena estrella (The Joy Luck Club) (I), El club de la buena estrella, The Joy Luck Club, película, análisis narrativo, relaciones afectivas, madre, hija, abuela, pasado, China, América, historia, cultura,
Figura 6. An-Mei recibe la pluma de cine y se reúne por fin con sus hermanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *