BlogPicotazos de realidad>  Los derechos de los niños

Los derechos de los niños

Este fue el primer texto que escribí. Tenía diez años y estaba en 6º de primaria. Ahí descubrí que hay temas sobre los que es necesario hablar y, con ello, comprendí que mi voz era importante. Cuando el barullo es más voraz solo queda prestar atención a esa realidad. 

Escrito originariamente en gallego, hoy os dejo la adaptación al castellano. 

*

Nosotros, los niños de hoy, somos los superhéroes del mañana y como ciudadanos del futuro tenemos el derecho a ser escuchados, a recibir educación, sanidad, cuidados, amor, respeto, etc. Mucha gente cree que nosotros, los niños, no tenemos ideas inteligentes, pero yo, en nombre de todos, escribo esta narración para expresarme y que se lean mis ideas.

Nosotros seremos los futuros maestros que enseñaremos a los niños del futuro, los albañiles que construiremos las casas en las que viviremos, los médicos que curaremos las enfermedades que nos afecten, los fontaneros que repararemos los baños y las goteras que no nos dejen dormir de noche, los abogados que protegeremos los derechos, los ingenieros que haremos los puentes para viajar a otros lugares, los arquitectos que diseñaremos los edificios en los que trabajaremos, los científicos que descubriremos mejoras para la vida, los enfermeros que prestaremos ayuda a los necesitados, los astronautas que descubriremos lo que hay más allá de nuestro planeta, los policías que defenderemos a los ciudadanos… En fin, nosotros seremos los que haremos que la sociedad crezca.

.

Alguna gente piensa que una sociedad sin educación está predispuesta al fracaso. Por eso, tenemos que defender y apoyar a nuestros maestros y padres para que nos enseñen, eduquen y muestren los valores y principios que nos permitan seguir el camino correcto.

Si no tenemos el derecho de la salud, ¿qué será de nosotros? ¿Estaremos aquí para realizar nuestros sueños? Por lo tanto, os pido que nos deis las atenciones, las vacunas, los medicamentos, los servicios sanitarios para poder desarrollarnos adecuadamente y ser capaces de contribuir a crear sonrisas en quienes las necesitan.

Todos los superhéroes fueron niños, niños que crecieron con cariño, respeto, comprensión, ayuda, cuidado y el amor de su familia, amigos y tutores. Gracias a esto cuando pasaron por malos momentos, problemas y decepciones, se apoyaron en el hombro de la dulzura y saltaron los obstáculos e barreras que encontraron a su paso.

.

-Yo soy Orquídea Tierranueva y vengo de Venezuela y ¿tú?

-Yo me llamo Rosa Tierrasiempre y nací en España. Mi compañera es de Etiopía y se llama Clavel Tierravieja, y las que están un poco más allá son de la India y Australia y se llaman Margarita Siempreverde y Hortensia Jardín.

-Ahora que ya nos conocemos y tenemos una identidad, todos los niños podemos luchar por nuestros derechos. Uno de ellos es la igualdad. Así como igual es el color de los océanos que nos separan, así debe ser el trato que recibamos sin importar que seamos hombres o mujeres, altos o bajos, pequeños o grandes, ricos o pobres. Los superhéroes, como las manzanas, son buenos. No importa el color: negra, blanca, amarilla, marroncilla…  Todos son colores de la paleta de la humanidad.

.

Imprescindible. ¿Qué es imprescindible para vivir? La alimentación, porque sin ella no tendríamos energía para realizar nuestras tareas, juegos y aficiones. Un niño sin energía es como un libro sin palabras, vacío de imaginación. Ahora tenemos que poner nosotros de nuestra parte y aprender. Ese es un deber que tenemos que cumplir, así como se tienen que cumplir los derechos que anteriormente describí. El futuro somos nosotros. Dadnos las herramientas para desarrollarnos y cumplir nuestros deseos.

**

Concluyendo, gracias a todos aquellos que dan amor, educación, respeto y cuidados, los cuales son derechos indispensables a toda persona. Si tú no eres uno de ellos, todavía estás a tiempo de extender tu mano y seguro que encontrarás abrazos como recompensa. Nunca es tarde cuando el futuro de la humanidad somos nosotros.

Futura defensora del pueblo

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *